Introducción

Las arritmias cardiacas y las enfermedades que afectan al sistema eléctrico del corazón son muy comunes en la población general. Las arritmias cardiacas pueden ocurrir a cualquier edad, desde el nacimiento hasta la vejez. Así mismo, las arritmias se presentan tanto en presencia de otras enfermedades cardiacas y no cardiacas, como en ausencia de cualquier otra enfermedad. Algunas arritmias se consideran benignas mientras que otras conllevan un mal pronóstico, incluso la muerte.

Los síntomas más comúnmente asociados a las arritmias son: palpitaciones, desmayo, casi desmayo, baja presión, debilidad, fatiga y falta de aire, entre otros. No es raro que una arritmia no tenga síntomas. En éste último caso, el diagnóstico se hace mediante una valoración médica y con la práctica de un electrocardiograma o de un registro de Holter.

 

 

Enfermedades y síntomas más comunes

Las enfermedades más comunes son:

Síncope

Extrasístoles

Taquicardias

Bradicardias y bloqueos

Fibrilación auricular

Paro cardiaco súbito

Enfermedades genéticas que producen arritmias

 

Los síntomas más comunes son:

Palpitaciones

Desmayo o casi desmayo

Debilidad

Falta de aire

Incapacidad de hacer ejercicio

Paro cardiaco